Es hora de buscar un plan alternativo y hacer un viaje divertido en Navidad (o soñar con las próximas navidades), ¿no crees? Lisboa en Navidad es una ciudad llena de encantos, es el lugar ideal donde pasar el fin de año. En este artículo te damos un listado de motivos por los que debes pasar allí la época navideña.



Booking.com

Lisboa en Navidad y/o nochevieja. Sueña para el próximo año o coge el coche y móntate un viaje express

1. ¿Quieres ir a patinar?

Si te apetece pasar un rato diferente y hacer algo típicamente navideño, no dejes de acercarte a la pista de hielo de Campo Pequeño. Puedes echarte unas buenas risas y divertirte mucho patinando, pero ten cuidado y no intentes presumir haciendo piruetas si apenas sabes patinar, no vaya a ser que te lesiones y no puedas disfrutar del resto del viaje. Si ya sabes patinar, ¡hazlo sin miedo!

2. La decoración navideña

¿Qué hay más navideño que unas coloridas y bonitas luces adornando toda la ciudad? ¡Nada! Lisboa cambia de aspecto en Navidad. Sus plazas y calles se llenan de escaparates decorados y de luces que iluminan la ciudad y le dan ese toque navideño que tanto gusta.

Si te gusta la decoración navideña, tampoco puedes perderte el centro comercial Vasco da Gama, que se encuentra en el Parque de las Naciones. En época navideña se transforma en un espectáculo para los amantes de esta época. 

3. Los árboles de Navidad

Visita el árbol de navidad que se sitúa en la Plaza del Comercio, uno de los más famosos de la ciudad. Se enciende cada año a principios de diciembre e incluso se lanzan fuegos artificiales. Es famoso por su bonita decoración lumínica y porque algunos años ha llegado incluso a ser el más alto de Europa. 

Aunque menos conocido, en otra de las plazas principales de la ciudad, Rossio, también se instala un árbol rodeado por decoración temática y diferente cada Navidad. En esta plaza también se instala un mercado navideño en el que pueden encontrarse productos típicos de Portugal.

4. Los mercadillos

En Lisboa hay numerosos mercadillos en Navidad donde puedes encontrar el regalo perfecto: libros, artesanía, moda, accesorios, decoración, música y un largo etcétera. Visita el mercadillo que hay en el Convento dos Cardaes.

5. La Feria Natalis

Es una feria navideña que se celebra cada año en el recinto de la Feria Internacional de Lisboa. Allí se pueden realizar numerosas actividades y hay un sinfín de puestos de productos variados: regalos de navidad, artículos de decoración, artesanales, accesorios, etc. Además, también hay puestos de cocina y de degustación.

6. Prueba platos típicos

Ya que estás en Lisboa, es el momento perfecto para probar los platos típicos de la zona y la gastronomía nacional. Aunque no te puedes marchar sin comer bacalao asado con patatas, cabrito y pulpo asado; te recomendamos probar el Bolo Rei.

Es como el roscón de reyes portugués y puede encontrarse en muchas cafeterías y pastelerías. Sin embargo, donde dicen que se hace el mejor Bolo Rei es en la Confeitaria Nacional, que fue fundada en 1829.

7. Visita Óbidos

Es una villa medieval preciosa durante todo el año, pero especialmente maravillosa en Navidad y también durante el Festival del chocolate. En Navidad esta aldea se transforma y se instala dentro de sus murallas una Vila de Natal con actividades especiales y un mercadillo. Dando un paseo por Óbidos te trasladarás al pasado recorriendo sus pequeñas calles, sus cafés y sus tiendas artesanales.

8. La cena de Nochevieja

Por suerte, los menús de Nochevieja de Lisboa suelen ser low cost y puedes reservar solo con unos días de antelación, por lo que no te preocupes si no sabes que hacer en Noche vieja. Sin embargo, siempre es mejor ser previsores, claro. Este es un punto a favor para celebrar en Lisboa la Nochevieja y dar comienzo al nuevo año.

9. Prepárate para la fiesta

Ahora vamos a hablar de lo realmente interesante: ¿hay fiesta? La respuesta es sí. Al igual que ocurre en España, en Portugal la gente suele salir a divertirse y pasárselo en grande la última noche del año.

Si no has reservado entrada para ninguna discoteca, el mejor lugar donde puedes comerte las uvas (aunque esta tradición no la siguen los portugueses) y bailar hasta cansarte es en la Plaza del Comercio, donde hay un reloj gigantesco que marca el fin del año. También podrás disfrutar de un verdadero espectáculo visual con los fuegos artificiales que se lanzan sobre el Tajo cuando ya se ha entrado en el nuevo año.

Otro lugar donde pasar la Nochevieja es el Casino, donde se ofrecen espectáculos gratuitos y hay mucho ambiente festivo.

FUENTES DE INFORMACIÓN | NFERIAS, LISBOANDO, MAGAZINESPAIN, LISBOA, INSTAGRAM

Otros artículos de esta categoría

Comentarios